NOSOTROS

 

Historia



Yubi – e: es un emprendimiento personal, basado en las problemáticas que está viviendo el país entero a causa de los estragos de la entrada de la pandemia en el 2020.

 

En el año 2020 con la entrada del COVID la crisis aumentó, los centros educativos sufrieron un gran encuentro con el desequilibrio económico por la falta de ingreso llevándolos a una quiebra técnica.

 

El confinamiento para el resguardo de los estudiantes, obligo a los colegios a implementar clases en líneas artesanales sin previo conocimiento, la desesperación a nivel mundial era notoria atreves de las redes sociales, los maestros pisando un terreno que nunca habían experimentado.

 

En el 2021 se generó una polémica en la entrada a clases porque:

 

La exigencia de los padres de familia a los centros educativos de tener las modalidades de su preferencia. Por el tipo de demanda la mayoría de los colegios optaron por las clases presenciales y opcionales clases en líneas.

Solicita una presentación: 
gerencia@yubi-e.com

Pero ¿Cuál es la problemática?

 

Nadie quiere clases en línea, el maltrato infantil aumento considerablemente, los padres en el desespere porque sus hijos aprendan toman medidas agresivas conllevando a la violencia intrafamiliar.

 

El estrés laboral, la situación económica, el miedo a perder el sustento familiar, agotamiento físico, y para un toque final el confinamiento, todo esto afecta el aprendizaje, con un método que está obsoleto desde principios del año 2000, provocando el fracaso al aprendizaje, por eso la frustración y el desespere a regresar a las aulas de clases, sencillamente porque no están acostumbrado al sistema hibrido implementado por la situación.  

 

Esto dio lugar a la primera conclusión de los padres de familia: los docentes nos están preparados para dar clases en líneas, porque ningún maestro tiene la capacidad de dar este tipo de enseñanza. “No voy estar pagando por que mi hijo no aprenda, el maestro muy fresco en su casa y yo aquí con el problema de enseñar”.

 

Lo centros educativos alegaron: la falta de equipos tecnológicos está haciendo una problemática ya que los docentes no tienen recursos (Computadora e internet) para impartir clases en línea. Pero están haciendo el esfuerzo para que se cumpla el pensum escolar.

 

La realidad: Ningún docente tiene la culpa, tampoco los centros educativos, menos los alumnos, porque enseñar en línea es estar en su ambiente, su fascinación por todo lo que se aplique al internet es su entorno de aprendizaje perfecto.   ¿Pero quien tiene la culpa? El magisterio, la triste realidad es que el sistema educativo evoluciona en temas, preparando docentes del futuro, pero dan clases del pasado, tenemos el mismo modelo de aula y aprendizaje de hace más de 150 años.

 

Porque llegamos a estas conclusiones: nadie quiere las clases en línea:

 

Basado en la experiencia y la realidad que vivimos en nuestro país concluimos las verdaderas razones del fracaso de las clases en líneas o blended:

 

  1. En Latinoamérica la deficiencia de internet es mínima; en casi todos los hogares tienen internet (Móvil o fijo).

  2. Todos tienen Dispositivos móviles con acceso a internet.

  3. La mayoría de los colegios privados tienen equipos de cómputos y herramientas para crear y dar clases en línea.

  4. Los carente a equipos tecnológicos son principalmente en las escuelas públicas y urbanas.

  5. Los docentes graduados pueden utilizar tecnológica, pero no saben cómo hacerlo.

  6. Los docentes conservadores tienen miedo de perder su trabajo por ser emplazados por la tecnología o por no saber utilizarla.

  7. Padres de familia siguen con la idea que la tecnología no sirve para enseñar sino para estropear el aprendizaje.

  8. Las clases de líneas parecen un show de TV, sin interacción, sin sabor y muy aburridos.

  9. Los padres limitan el uso de la tecnología porque alguien dijo: la tecnología es únicamente para las empresas, negocios o solo los adultos. Cuando la realidad es que la tecnología es para los que nacieron en ella, no solo es para los migrantes.

 

Esta es la realidad que se vive a nivel mundial, por eso es difícil que los centros educativos adopten plataformas avanzadas o que cumplan las necesidades, ya que no tienen el apoyo por parte de los docentes ni de padres de familias.

 

A finales de agosto los centros educativos volvieron a sufrir por el rebrote de la nueva cepa, que vino más agresiva y aun así no estaban preparados para esta situación que se presentó a empeorar la situación económica, siendo ahora la menos indicada para hablar del regreso a clases este 2022, por consiguiente, nadie garantiza el mejor sistema de aprendizaje en el cual los padres puedan confiar que sus hijos aprenderán de manera eficaz.

 

Ejemplo: en Estados Unidos, siendo un país desarrollado, las clases en línea fueron suspendida, en medio de la calamidad, porque no hubo buenos resultados en el ciclo escolar 2020. Obligando al retorno a las aulas de clases con medidas extremas.

Misión

 

Preparar a docentes, centros educativos y padres de familia, para el uso de las tecnologías TIC en las áreas académicas, ajustando sus conocimientos a la realidad que vivimos, la tecnología no vino a suplantar los docentes sino a fortalecerlos en la enseñanza que necesitan los futuros lideres del mundo.

 

Visión

 

Deseamos quitar el miedo al uso de la tecnología, produciendo maestros que sean recordados como los pioneros en la transición educativa, del siglo XIX al Siglo XXI.

 

Valores

 

Produciendo docentes: Creativos, Honestos, prudentes, audaces, sin miedo asumir los riegos al cambio que enfrentamos cada día.

profesora-asiatica-alumnos-mascaras-protectoras-rostro-ninos-ninas-vestidos-uniforme-escol